Oferta Black friday!

¡¡¡Aprovecha esta oferta de Blackfriday para consultas online!!!

Si estás interesado/a, escríbenos a info@psicohome.com, Vanessa Gallego, una de nuestras psicólogas te atenderá.

https://vgdemarcos.files.wordpress.com/2015/11/img_4667.jpg


Psicología positiva

¿De qué trata la psicología positiva?                                                                Atardecer

Se trata de buscar una forma de mejorar nuestro estado emocional, nuestras emociones y bienestar. Piensa en cómo te sientes cuándo te encuentras con un gran amigo, cuando compartes una sonrisa, un abrazo o una simple conexión con alguien. Esos instantes o micromomentos benefician tu sistema inmunológico, regula tu glucosa y mejora el sistema inflamatorio. Resultados encontrados en las investigaciones de la Dra. Barbara L. Fredrickson de la Universidad de Carolina del Norte.

¿Qué podemos hacer para favorecer estos instantes?

  • Cultiva tus hobbies. Busca, encuentra, investiga que te llena y dedica un tiempo a la semana a esas actividades.
  • Comparte tiempo con las personas que quieres y aprecias. Dedica un tiempo en tu día para llamar a un amigo, compartir un café, un paseo…
  • Haz un listado al final del día de los momentos positivos. Ser consciente de esos instantes tiene un efecto positivo en ti, que hace que la valoración del día se modifique y te predispone a encontrar más momentos en futuras ocasiones.
  • Practica meditación o ten la mente abierta. Cuánto más confiado, seguro y abierto a ocasiones de conexión, más favorecerás que ocurran o te detendrás en ellas.

Cuéntanos si has notado algún cambio después de estos ejercicios. Si estás interesado en cultivar la psicología positiva, escríbenos info@psicohome.com

Ana González Jareño. Col.num. 16883


Benefíciate de cambiar el modo de ver las cosas

Si crees que puedes estás en lo cierto. Vgdemarcos, psicología y coaching en valencia

 

¿Por qué poner nuestro foco de atención en la parte que no nos agrada de nosotros mismos, de las cosas y de las situaciones, pudiendo enfocarnos en lo que sí que lo hace?

Las diferencias entre unos y otros radican justo aquí, hay personas que se enfocan en ver la carencia, la parte negativa, lo que falta. Sin embargo otro grupo de personas hace justo lo contrario, se detienen a mirar lo que han conseguido, lo positivo de ellos mismos y de todo lo que pasa a su alrededor.

Esta diferencia va a tener un impacto muy importante en el día a día de cada uno de nosotros.

Las personas que dan mayor valor, a veces incluso no ven ningún otro, a las cosas negativas, a lo que “les queda por hacer”, “lo difícil que será conseguir algo”, “lo duro que es esforzarse por los cambios que quieren lograr”…

Son personas que tienen una percepción de sí mismos mucho más negativa, e incluso no creen realmente que puedan lograr lo que se proponen… y en la mayoría de los casos acaba siendo así (“Profecía autocumplida”).

Por el contrario, si eso mismo lo analizamos en una persona que se siente capaz, que se percibe como exitosa, veremos que su atención está enfocada en lo positivo de la situación, en lo que sí está consiguiendo y ello será muy determinante en el resultado.

Veremos entonces, que son personas no sólo más optimistas y felices, sino que son personas que “realmente” consiguen lo que quieren.

¿La diferencia? En la forma de ver las cosas.

Tan sencillo y tan complejo como eso: “Si te empeñas en ver lo negativo, así será. Si te empeñas en ver lo positivo, así será”.

Ya lo decía Henry Ford:

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”.

Vanessa Gallego de Marcos.


¿Qué pasa con los malos tratos?

En la actualidad nos encontramos con una situación alarmante de maltrato; aunque se ha etiquetado al hombre como la figura maltratadora y a la mujer como la maltratada, no siempre esto sucede así.

A partir de numerosos estudios y con el paso del tiempo se han apreciado un conjunto de características comunes que pueden ponerse de manifiesto como perfil psicológico del maltratado.

Perfil psicológico del maltratado/a

No existe un perfil si tenemos en cuenta que cualquiera puede verse en esta situación. Lo que sí se ha observado es que las mujeres que pasan por ello cuentan con unas características, bastante parecidas. Siguiendo en la línea de lo que dije anteriormente, no se puede identificar al maltratador como un hombre, y a la maltratada como mujer, pero las cifras se inclinan a estas consideraciones; a pesar de ello, las características que en adelante se van a citar de las mujeres maltratadas son aplicables en el caso de los hombres.

Las personas maltratadas comparten las siguientes características:

– Fue maltratado por sus padres, bien en forma de abusos físicos, psicológicos o sexuales, o fue testigo de ellos.

– Aprendió a someterse a la voluntad del hombre, representado por la figura paterna autoritaria y punitiva; por ello adoptan un rol pasivo, de sumisión y sometimiento en sus relaciones.

– Está acostumbrada a conductas violentas pues éstas han sido su medio de vida y las ve como normales.

– No se valora como persona a causa de esa infancia traumática, e intenta adaptarse a una vida perpetua de malos tratos.

– Tiene baja autoestima y la desvalorización como persona ( y como mujer en la mayoría de los casos), conducen a una vida de sumisión y obediencia.

– Tiene un concepto del amor que la lleva al sacrificio y a la dependencia absoluta de su pareja; en las relaciones de pareja la víctima lo da todo por el otro miembro, es altruista y está dispuesta a sacrificarlo todo por el otro, comportamientos que conducen a la dependencia exclusiva de su pareja.

– Necesita la aprobación de su pareja, no tienen autonomía, viven para hacer felices al otro miembro del par.

– No tolera la idea del fracaso debido a su desvalorización y baja autoestima, que hace que tenga una visión irrealista de su situación y no perciba, como tal, la humillación a la que está siendo sometida; así mismo, percibe el sufrimiento como desafío e intenta, engañándose a sí misma, convertir a su pareja en la ideal a pesar de que esto suponga culpabilizarse ella de todos los problemas…

– Como mujer, se siente inferior, física y psicológicamente, al hombre.

– Permanece silenciosa si la pareja está presente, se presenta como “anulada”, dice que es incapaz, incompetente,…

– Confronta continuamente sentimientos ambivalentes de odio y amor respecto a su pareja.

– Sobre valora el rol masculino y su importancia para la familia.

– Presenta problemas de salud recurrentes: somatizaciones, dolores de cabeza, problemas de sueño, agotamiento, etc.

Hay personas (mayoritariamente mujeres) con una mayor tendencia a caer en las redes de una relación violenta o dominadora y que en sucesivas relaciones “suelen dar” con hombres que las vuelven a maltratar. La persona maltratada que se encuentra bajo la tiranía de un compañero/a violento, se percibe sin posibilidad de salir de la relación, piensa que su pareja es casi un “Dios todopoderoso”, perciben el mundo como hostil y cree que no va a poder valerse por sí mismo. El abuso emocional al que esa persona está siendo expuesta hace que se vea como inútil, tonta, loca, fea, sosa, gorda… duda constantemente de sus ideas y percepciones. Por todo ello, oculta lo que le pasa, y si el maltrato es únicamente psicológico, es difícil que se de cuenta de lo que la está pasando. En su casa es sumiso, pero tiene explosiones esporádicas. A veces puede llegar a tener reacciones muy exageradas ante cosas nimias (por la tensión acumulada). El maltrato, al no ser continuo, sino intermitente, de castigo y refuerzo, crea una dependencia muy fuerte en quien lo sufre. Después de esta pequeña orientación sobre el tipo de persona que sufre los malos tratos ahora, especificando un poco más en el tema, podemos distinguir dos tipos de mujeres maltratadas:

  •  Las que han sido educadas con más responsabilidades de las adecuadas a su edad. Caracterizadas por volcarse en los       demás dándoles todo lo que tienen, y si algo falla es porque no han dado lo suficiente; están muy concienciadas respecto       a sus deberes para con el otro.
  • Las mujeres que han sido excesivamente protegidas durante su infancia. Estas han sido educadas para ser dependientes       de alguien “superior” que las proteja, por lo que buscan hombres que decidan por ellas y las dominen.

Teniendo en consideración que una de las características que comparten, tanto maltratadores como maltratados, es una baja autoestima, a continuación te presentamos un cuestionario sencillo que te puede ser útil para conocer tu nivel de autoestima y saber si éste podría suponer, en tu caso, un posible factor predisponente de malos tratos. Intenta ser sincera/o en tus contestaciones y no olvides que es un test orientativo y que el hecho de tener una baja autoestima no conduce necesariamente a sufrir o propinar malos tratos ( ni lo contrario te exime de ello).

 Escrito por Vanessa Gallego


Maltratadores

CARACTERISTICAS COMUNES DE LOS MALTRATADORES

1.OBJETIVOS

El objetivo fundamental que persigo con este trabajo es establecer las posibles características comunes que podemos encontrar entre los maltratadotes de género.

Tratar de ver si se puede establecer un perfil común entre los maltratadores de género y en caso afirmativo, ver cuáles son las características más comunes que los definen.

2. FUNDAMENTACIÓN

El primer estudio sobre la violencia doméstica realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pone de manifiesto que la ejercida por la pareja es la forma de violencia más común en la vida de las mujeres, mucho más que las agresiones o violaciones perpetradas por extraños o simples conocidos. En el estudio se describen las gravísimas consecuencias para la salud y el bienestar de las mujeres que tiene en todo el mundo la violencia física y sexual ejercida por el marido o la pareja, y se expone el grado de ocultación que sigue rodeando este tipo de violencia.

  • “Este estudio demuestra que las mujeres están más expuestas a la violencia en el hogar que en la calle, lo que tiene graves repercusiones para la salud femenina,” afirmó el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS, en el acto de presentación del estudio, celebrado en Ginebra. “También pone de relieve la importancia de sacar a la luz en todo el mundo la violencia doméstica y de tratarla como un grave problema de salud pública.” (Estudio multipaís de la OMS sobre salud de la mujer y violencia doméstica contra la mujer Organización Mundial de la Salud, 2005).

Ya en el año 2005, en que el que se hace el estudio que acabo de comentar, fueron así de alarmantes los datos recogidos sobre la violencia doméstica, y desde entonces no ha hecho más que agravarse esta situación.

El hecho de poder establecer características comunes entre los maltratadotes me parece un avance importante, ya que a partir de los diferentes perfiles psicológicos de éstos se pueden diseñar tratamientos específicos de intervención y así tratar de intervenir en el problema de los malos tratos, ya que como hemos visto a partir de los párrafos anteriores, el problema de los malos tratos es de gran importancia debido a la cantidad de víctimas que produce y la desestructuración familiar que conlleva.

3. DESCRIPCIÓN

3.1. MALTRATADOR DE GÉNERO

3.1.1. CONCEPTO Y TIPOS DE MALOS TRATOS:

Es aquella persona que comete actos violentos hacia su pareja o hijos; también puede ser hacia otros en general, ya sean hombres o mujeres los que proporcionen los malos tratos.

“La violencia ejercida contra la mujer es un fenómeno universal que persiste en todos los países del mundo. Las víctimas de dicha violencia conocen con frecuencia bien a sus autores. La violencia doméstica, en particular, continúa siendo terriblemente común y es aceptada como “normal” en demasiadas sociedades del mundo. Desde que se celebró la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, en Viena en el año 2003, y la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer ese mismo año, la sociedad civil y los gobiernos han reconocido que la violencia ejercida contra la mujer constituye una preocupación de las políticas públicas y de los derechos humanos”.

En España, entre enero y octubre del año pasado murieron 75 mujeres a manos de sus maridos y se produjeron más de 20.000 denuncias por malos tratos, según informes del Instituto de la Mujer, procedentes de la Guardia Civil y de la policía. Se estima que sólo el 10% de los abusos llega a denunciarse. Hace poco que se investiga la violencia doméstica, pero los estudios ya han demostrado que es la principal causa de daño a la mujer y cada vez figura más como la responsable de enfermedades crónicas físicas y mentales. (www.Malostratos.com)

Sin embargo la violencia de género, si bien, es más frecuente entre los varones (maltratadores), también podemos encontrarnos con casos de mujeres que hacen uso de los malos tratos dentro del ámbito familiar, siendo diferente el modo de proceder entre los hombres y mujeres maltratadores.

“En los casos de violencia doméstica se habla casi siempre del maltratador, es decir, masculino, como si este tipo de comportamiento fuera exclusivo del macho. Pues bien,  no lo es. Puede que sí lo sea mayoritariamente, pero no específico. Las mujeres maltratadoras, que las hay y mucho más de lo que nos creemos, actúan de igual manera aunque el procedimiento y las armas sean diferentes. En el caso de  mujeres

 

maltratadotas se produce de un modo más sutil. La violencia primaria, brutal, del macho pasa a ser en la mujer de una astucia casi imperceptible y apenas apreciable en su proceso”.

También existen hombres maltratados, tanto heterosexuales como homosexuales, y relaciones entre lesbianas donde hay agresividad, pero no son la norma. Se estima que el 95% de las víctimas de la violencia doméstica es mujer, por eso los autores de los estudios siempre se refieren al agresor como él y a la víctima como ella. Este grave problema de salud femenina es el más fácil de prevenir porque no depende del avance de la ciencia sino de la situación de la mujer en la familia y en la sociedad ( http://www.Malostratos.com)

Por ello me parece importante resaltar que las mujeres también cometen actos de malos tratos y quizá deberíamos prestarle más atención de la que se le concede en la actualidad.

Mientras que entre los hombres maltratadotes la forma más común de proceder es haciendo uso de la violencia física, en las mujeres maltratadoras es una forma de maltrato mucho menos evidente (maltrato psicológico).

Se podrían definir los malos tratos como cualquier acto de agresión que recibe la persona por parte de su marido/esposa, pareja o familiar, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, incluyendo las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se produce en la vida pública como en el ámbito privado. Con todo esto podemos hacer una clasificación de las diferentes formas de maltrato:

1) Maltrato físico: Provoca daños en el cuerpo, pudiendo producir fracturas, heridas, contusiones, hematomas e, incluso, la muerte. Es el tipo de maltrato que deja secuelas físicas.

Se consideran malos tratos físicos:

  • Bofetadas y golpes
  • Quemaduras
  • Pellizcos, tirones de pelo y pinchazos
  • Empujones
  • Lanzamiento de objetos y uso de armas
  • Intento de asesinar, estrangular o provocar abortos

2) Maltrato psicológico: Es aquel que produce desvalorización o sufrimiento en las mujeres (y en los hombres). Esta es la violencia más difícil de delimitar, se refiere a conductas de humillación, amedrentamiento, humillación, etc. que persiguen la anulación de la autoestima de la víctima.

Se consideran malos tratos psicológicos:

  • Humillación intensa y continuada, ridiculizaciones
  • Amenazas de violencia física
  • Cambios de humor sin lógica y gritos
  • Desaprobación continua, descalificaciones
  • Aislamiento
  • Control y vigilancia de la mujer (y del hombre)
  • Insistencia en considerar a la víctima tonta, estúpida e inútil
  • Destrucción de objetos con valor sentimental
  • Privación de las necesidades básicas como por ejemplo el alimento, el sueño, etc…
  • Conductas verbales coercitivas como los insultos reiterados

3) Maltrato sexual: Supone una relación sexual impuesta contra la voluntad de la persona y / o un trato degradante de su sexo.

Se considera malos tratos sexuales:

  • Agresión, coacción
  • Abuso y forzamiento
  • Tocamientos
  • Inducción a la prostitución

4) Maltrato económico y material: se produce al excluir a la mujer (o al hombre) del control de los recursos económicos; implica una destrucción o privación del sustento y / o de la propiedad.

Se considera maltrato económico:

  • Entrega de cantidades de dinero para el mantenimiento de las necesidades familiares
  • Destrozo de muebles, privación de vehículos
  • Impedimento o imposición de trabas a la vida laboral
  • Acusación a la persona de incompetencia por no saber administrar el dinero.

5) Maltrato social: se manifiesta en el insulto verbal delante de otras personas, así como en el control de las relaciones externas, esto es, con la familia, con las relaciones amistosas o con las llamadas telefónicas. Puede llegar un momento en el que la víctima se autoaísla para no enfurecer a quien la maltrata y no ponerse en evidencia delante de la gente.

 

3.1.2. CARACTERÍSTICAS COMUNES DE LOS MALTRATADORES DE GÉNERO

¿TIENEN CARACTERÍSITCAS COMUNES LOS MALTRATADORES DE GÉNERO?

Desde hace algún tiempo y en la actualidad se están llevando a cabo numerosos estudios de los maltratadotes de género para poder establecer unas características comunes en ellos, sin embargo “los resultados de tales trabajos presentan inconsistencias en algunos aspectos. Así, mientras algunos concluyen que existirían

ciertas características distintivas de los maltratadores (como el bajo nivel económico, el haber sido testigos y/o padecido violencia familiar en la infancia, el presentar trastornos de personalidad, especialmente personalidad antisocial, la presencia de características conductuales como poca asertividad o consumo de ciertas sustancias, sobre todo alcohol); otros trabajos ponen en duda todos o parte de estos resultados, cuestionando la relevancia de estas variables como explicativas del maltrato y atribuyendo estos resultados a sesgos, como por ejemplo, los derivados de la selección de las muestras” (“Características de los hombres violentos en el hogar: estudio de una muestra española a partir de los informes de sus parejas”.volumen 36 de septiembre del 2005 del Anuario de Psicología).

Sin embargo parece que sí hay algunas características que son comunes a los maltratadotes de género.

  • ¿CUÁLES SON?

Desde el punto de vista psicopatológico, los hombres violentos integran un grupo heterogéneo en el que no existe un tipo único, sin embargo, las investigaciones han mostrado características comunes que suelen presentar los agresores.

En numerosos estudios se aprecia la presencia de violencia en la familia de origen, las personas que maltratan en la actualidad han sido víctimas directas de malos tratos en su niñez, o la han presenciado, esta hipótesis de transmisión intergeneracional de la violencia familiar se basa en que las manifestaciones de violencia en sus diferentes formas (maltrato infantil, violencia marital…) se repiten de una generación a la siguiente.

Este hecho se relaciona con la teoría del aprendizaje social de Bandura, donde los maltratadotes provienen de familias maltratadotas y han aprendido, mediante el modelado, que la violencia funciona como forma aceptable de solucionar los conflictos cotidianos.

También se encuentran estudios que relacionan el alcohol y el maltrato doméstico, así como el consumo de otras drogas y la violencia de género, aunque en menor medida que las relaciones que se establecen con el alcohol.

Desde el punto de vista de los trastornos emocionales, los maltratadotes presentan síntomas depresivos y de ansiedad, así como problemas importantes en el control de la ira, por otro lado los “celos” juegan un importante papel tanto en la violencia doméstica de parejas casadas, como en las agresiones de parejas jóvenes.

La ausencia de habilidades (tanto de comunicación, como de solución de problemas, de afrontamiento de situaciones estresantes…) para resolver los problemas es un factor de riesgo en los estudios de violencia marital.

Es frecuente encontrar sesgos cognitivos en la población de maltratadotes específicamente referidos a la inferioridad de la mujer y los roles sexuales. Las prácticas de socialización tradicional desencadenan un rol de género rígido y favorecen los estereotipos de género que tantas veces aparecen en el pensamiento de los maltratadotes de género.

El aislamiento social y sobretodo el emocional, la baja autoestima, la inseguridad…son  otros de los aspectos que aparecen en los estudios de la violencia doméstica.

Aunque ninguno de estos aspectos puede considerarse como una causa necesaria y suficiente para explicar la conducta de los maltratadores de género, sí cuentan con numerosos estudios que apuestan por ellas como causas contribuyentes a la violencia doméstica. (José Luis Graña, U.C.M. Propuesta de un programa de tratamiento psicológico a maltratadotes).

Tabla resumen de los principales factores comunes en los maltratadotes de género:

FACTORES COMUNES EN LOS MALTRATADOTES   DE GÉNERO
  • Violencia en la   familia de origen (hipótesis de la transmisión intergeneracional, aprendizaje   Social)
  • Consumo de alcohol
  • Consumo de otras drogas
  • Trastornos   emocionales (Síntomas depresivos, síntomas de ansiedad, celos, ira…)
  • Ausencia de   habilidades (de Solución de problemas, de Comunicación, Control de la Ira,   Tolerancia a la frustración…)
  • Sesgos cognitivos, Estereotipos de   género
  • Otros: aislamiento social,   emocional, baja autoestima, inseguridad…

4. CONCLUSIONES

Desde mi punto de vista el maltratador reúne una serie de características, comunes en unas ocasiones pero en otras son particulares de cada caso, hemos visto como los maltratadotes presentan problemas de drogas, de autocontrol, de habilidades sociales, de autoestima, sesgos cognitivos, violencia en la familia de origen…pero son personas con una serie de problemas que pueden recibir una intervención, son personas que han recurrido a la violencia como medio de enfrentar sus problemas, pero en su mayoría, no son psicópatas y no emplean la violencia de manera fortuita con el deseo de dañar al otro y disfrutar con ello.

También nos encontramos con mujeres maltratadoras) ama a su pareja, pero poco a poco la relación va tomando cada vez más un carácter represivo convirtiéndose en dañina, el maltratador empieza a controlar la vida de su pareja, ya sea por falta de habilidades, problemas emocionales, de drogas, de control de impulsos…(se recogen en la tabla resumen de las características comunes de los maltratadotes), por eso esta imagen y esta idea es importante que se conozca y así ver el maltrato como un problema personal y de la pareja que puede seguir un modelo de intervención.

5. EVALUACIÓN

A la hora de estudiar las características prototípicas de los maltratadotes de género nos encontramos con el problema de las diferencias encontradas en los estudios, algunos de ellos apuntan a una serie de características muy concretas, mientras que otros encuentran resultados algo diferentes, sin embargo tras mucho analizar la bibliografía existente de los malos tratos se pueden obtener algunas características comunes en las personas que maltratan a sus parejas.

El tema de estudio (características de los maltratadotes) me parece un tema de importancia clave en la violencia de género, poder establecer un perfil aproximado, nos permite conocer mejor las deficiencias y necesidades de estas personas para poder trabajar sobre ello.

Sin embargo, por otro lado creo que puede tener implicaciones negativas al convertir estas características en algo prototípico y se corre el riesgo de encasillar a estas personas e incluso juzgarles precipitadamente, por eso a pesar de la enorme ayuda que supone encontrar características comunes en los maltratadotes hay que tratarlas con precaución y analizar cada caso de manera individual y entendiendo las características idiosincrásicas de cada situación.

Aunque el perfil más común de los malos tratos hace referencia  a los hombres también nos encontramos con  mujeres, sin embargo son minoritarios los estudios que

puntualizan esta peculiaridad, desde mi punto de vista está minusvalorado el maltrato proporcionado por la población femenina y quizá esto sea un problema a la hora de que los hombres maltratados reciban ayuda o se decidan a denunciar, pero

afortunadamente los datos y los estudios actuales apuntan a un cambio en la conceptualización de la figura del maltratador/a.

El estudio que he llevado a cabo me ha aportado conocimientos nuevos acerca de los malos tratos, me ha ayudado a integrar otros que no acababa de comprender y formarme una idea más aproximada de la realidad de la violencia de género, si bien, por otro lado me ha hecho darme cuenta del gran desconocimiento que yo tengo sobre el tema y lo mucho que queda por entender, tanto a mí, como a la sociedad en general.

 

Escrito por Vanessa Gallego

 

  1. BIBLIOGRAFÍA

 

  • Estudio multipaís de la OMS sobre salud de la mujer y violencia doméstica contra la mujer Organización Mundial de la Salud, 2005.
  • Victoria A. Ferrer Pérez y Esperanza Bosch Fiol.“Características de los hombres violentos en el hogar: estudio de una muestra española a partir de los informes de sus parejas”. Volumen 36 de septiembre del 2005 del Anuario de Psicología.
  • José Luis Graña, U.C.M. Propuesta de un programa de tratamiento psicológico a maltratadotes.

¿Por qué dejas tu vida en manos de los demás?

Es una cuestión que nos puede ayudar a darnos cuenta del tremendo error que cometemos al dejar nuestra vida en manos de los demás.

Nuestra felicidad, nuestro avance personal, nuestro disfrute y objetivos propios…

Cuanta gente a nuestro alrededor, incluso podemos ser nosotros mismos, los que sin darnos cuenta estamos dejando demasiado a manos de otros.

 “Sí me trataran mejor, sí me dijeran lo que me gustaría oír, sí me tuvieran en cuenta, sí me amaran,si me dieran lo que necesito, si hicieran lo que quiero…”

 ¿Pero y que pasa si no lo hacen, si no nos atienden como nos gustaría, si las cosas no fueran exactamente como nosotros queremos, si ellos no fueran capaces de darnos lo que necesitamos o no quieren hacerlo…?

Actuando de esta manera, dejando a manos de otros nuestra felicidad, estamos siendo pasivos, estamos siendo meros espectadores de nuestra vida, lo que hará que estemos lejos de ser quien queramos ser y de vivir como queramos vivir.

 ¿Pero y no somos nosotros los únicos responsables de nuestra vida?

 ¿Por qué entonces nos vamos a sentar a ver lo que los demás son capaces de darnos o no, lo que los demás quieran darnos o no, o lo que los demás nos valoran o no?

 Podemos ser mucho más que meros espectadores, podemos ser las personas que tienen un plan de vida y van a por él, los que se crean sus metas y luchan por ellas, los que deciden sobre si propia vida sin cedérsela a nadie más.

Ahora que ya lo sabes…

¿Si nuestra vida depende mucho más de nosotros de lo que creíamos, por qué vamos a seguir poniéndola en manos de los demás?

 

Escrito por Vanessa Gallego


Cómo dormir mejor

El sueño es una necesidad básica para el ser humano.

A menudo, y con mayor frecuencia en la etapa adulta, éste se puede ver alterado por múltiples factores relacionados con el estrés y los hábitos de la vida diaria. Aparece entonces lo que conocemos como insomnio.

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente y una de las quejas más frecuentes en la consulta. El paciente con insomnio se queja principalmente de su insatisfacción con la calidad y/o cantidad del sueño. Esta insatisfacción puede provenir de la dificultad para quedarse dormido o para mantener el sueño a lo largo de la noche, así como por un despertar precoz (antes de la hora deseada). La falta de sueño se traduce finalmente en cansancio, dificultades de concentración e irritabilidad, entre muchos otros síntomas.

Por otro lado, antes de hablar de insomnio, hemos de tener en cuenta que no todos presentamos el mismo patrón de sueño, existen diferencias interindividuales a la hora de dormir. Esto significa que no todos dormimos de la misma manera ni necesitamos la misma cantidad de sueño para encontrarnos bien. En términos generales, el periodo de sueño nocturno tiene una duración de 8 +/- 1 hora, pero encontraremos muchas personas que con 5 – 6 horas se encuentran totalmente alerta al día siguiente, no padeciendo por tanto ningún trastorno del sueño, mientras que otras necesitan 10 horas de sueño para sentirse realmente descansados.

Lo importante es que el sueño sea reparador para el sujeto.

A continuación compartiremos una serie de pautas de higiene del sueño, recomendables para cualquier persona; no obstante, cuando el insomnio se mantiene durante un periodo prolongado es conveniente consultar a un profesional ya que a menudo se relaciona con problemas por los que nos sentimos desbordados. Recibir atención psicológica puede ser de gran ayuda.

  • Evitar siestas prolongadas (no más de 20-30 minutos), y suprimirlas si ha comenzado a presentar insomnio.
  • Evitar realizar ejercicio físico a última hora del día, ya que activa el organismo.
  • No tomar sustancias excitantes como café, té, coca-cola, tabaco, etc., especialmente durante la tarde o al final del día.
  • Tomar una cena ligera y esperar una o dos horas para acostarse. No irse a la cama con sensación de hambre.
  • Si se está tomando medicación hay que tener en cuenta que algunos medicamentos pueden producir insomnio. Consulte con su médico.
  • Mantener horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora. Si no se consigue conciliar el sueño en unos 15 minutos, se recomienda salir de la cama y relajarse en otro lugar para volver a la cama cuando aparezca el sueño. La cama es un lugar destinado al descanso. Por ello, no conviene realizar en la cama tareas que impliquen actividad mental (usar ordenador, etc.).
  • Evitar la exposición a luz brillante a última hora de la tarde y por la noche si existen problemas para conciliar el sueño.
  • Es imprescindible mantener un ambiente adecuado que favorezca y ayude a mantener el sueño. Se debe procurar tener una temperatura adecuada, evitar ruidos, usar colores relajantes, una cama confortable etc.
  • Si es necesario se puede realizar un ritual antes de acostarse que incluya conductas relajantes como escuchar música tranquila, lavarse los dientes, una ducha templada, etc. Se puede tomar un vaso de leche caliente (sin chocolate) o una infusión (sin teína) para favorecer la relajación antes de ir a dormir.

Escrito por Brígida Higueras


Superar la aversión a la pérdida

El tiempo de descanso, las vacaciones, ofrecen un espacio de tiempo para pensar, para darse cuenta de si el trabajo que realizamos nos llena, de si nuestro proyecto funciona, de si somos o no felices con nuestras parejas… pero tan solo darnos cuenta produce dolor.

A la hora de tomar una decisión de cambio de trabajo o ruptura sentimental nos enfrentamos a cambiar un estado de seguridad, de tranquilidad, para desestructurarlo y lanzarnos a otra etapa desconocida qué no sabemos cómo irá. Ya nos lo confirma el refrán: “más vale malo conocido que bueno por conocer”

Diferentes estudios enfatizan como los sesgos, distorsiones, pueden afectarnos negativamente a la hora de tomar una decisión eficaz.

Tomar esa decisión implica enfrentarse a lo desconocido, a la pérdida, buscar nuevos caminos, lo que supone una carga de estrés y ansiedad.

Al mismo tiempo, si echamos una mirada atrás, veremos el esfuerzo, tiempo, dedicación, ilusión que teníamos por esos proyectos y cómo se vinieron abajo. Aceptar esa nueva situación, digerir los hechos, puede ser un proceso difícil.

Las emociones pueden nublar nuestra mente y hacernos tomar decisiones precipitadas o seguir tomando decisiones que nos llevan una y otra vez al mismo punto.

Sin embargo, si continuamos manteniendo ese proyecto puede ser contraproducente. Por una parte nos mantendremos tranquilos por la comodidad de no cambiar de estrategia, de no enfrentarnos, pero también estará presente observar como no evoluciona el proyecto, cómo no nos satisface la relación, y poco a poco irá minando nuestra autoestima, nuestro valor y se irá instaurando el sentimiento de frustración o represión.

Estas emociones pueden causar ansiedad, angustia, manifestada con insomnio, ataques de ansiedad, dolores de estómago, malestar físico.

Las emociones son señales de nuestro cuerpo y mente de que algo no marcha bien. La sociedad nos enseña a paliarlas, tomar algo para que desaparezcan y para parecer estar bien. Podemos hacer que no están, controlar los estímulos para que no aparezcan, o bien escucharlas, detenernos y entender que nos está sucediendo.

La psicología puede enseñarnos tanto a controlarlas, mediante relajación u otras técnicas, como a aprender a darle espacio a las emociones, dejarnos las sentir, entenderlas y conocer porqué motivo aparecen. De esa manera, podremos ver realmente que las originan, que nos está afectando y porqué no podemos desprendernos de ello. Las experiencias pasadas, el aprendizaje, la estructura mental, los valores que poseemos pueden marcar nuestras conductas.

¿Cómo podemos tomar la decisión?

Coge aire, mira hacia delante y lánzate.

Pautas que pueden servirnos de ayuda:

  • Llenarnos de energía: descansar, tomar unas vacaciones, dedicar tiempo para pensar qué quieres de verdad para ti.

  • Mejorar la autoestima. Sentirnos valiosos y eficaces nos hará sentirnos más seguros hacia el cambio.

  • Mirar lo que podemos ganar, todo lo que podemos crear de nuevo, lo que nos puede llenar. Haz un listado de lo que podrías obtener.

  • Auto-observarse y tomar conciencia de uno mismo.

  • Hacer un análisis de qué nos mantiene en el proyecto, en la pareja

  • Pedir a otras personas que nos hagan observaciones de nuestro proyecto/ trabajo/ pareja, siempre con críticas constructivas. La percepción de otras personas nos puede ayudar.

Algunos pasos pueden resultar sencillos y pueden practicarse individualmente.

Sin embargo cuando las emociones nos superan, si tenemos dificultades para tomar conciencia de uno mismo, si aceptar la nueva situación nos desestabiliza, la terapia psicológica puede ser muy eficaz.

 


Pautas para sacarle partido al tiempo

Aquí encontrarás algunas ideas para cuando parece que todas las cosas se te amontonan y la situación se desborda:

En primer lugar tienes que tener en cuenta que nuestro tiempo y capacidad es limitado, es decir, por mucho que nos empeñemos en hacerlo todo y de manera perfecta, la realidad es que no puede ser.

Por ello vamos a buscar una forma de actuar que nos permita sacarle partido al tiempo y que nuestra sensación de control sea exitosa.

  •  HAZ UNA LISTA

Primero trata de enumerar todas las cosas que te preocupan y que quieres empezar a resolver.

  •  PRIORIZA

Una vez tengas claro todo lo que quieres abordar, vamos a priorizar de mayor a menor cada una de esas ideas. Como decíamos al principio puede que no tengamos tiempo, ni fuerzas para todo, por ello vamos a ver la importancia que tiene para nosotros cada idea y proceder de esa forma.

  • ACTÚA

Finalmente vamos a abordar cada una de nuestras ideas por el orden de importancia que hayamos establecido, sabiendo  que puede que no lleguemos a todo.

“Recuerda, el tiempo es limitado y en ocasiones nos sobrecargamos olvidando que no somos máquinas, la perfección no existe y necesitamos tiempo de ocio y descanso”

By Vanessa Gallego


Tienes que aprender a mirar la vida de una forma mejor…

Desde pequeños nos vamos enfrentando a distintas situaciones que nos pone la vida. Algunas son buenas, otras no tanto y hay algunas situaciones que verdaderamente nos dejan tocados…

Con todo lo que va pasando a lo largo de los años, las influencias de nuestra familia, experiencias personales, relaciones sociales, nos vamos haciendo una estructura mental con la que vamos entendiendo la vida, a veces bien, pero otras muchas veces… mal.

De tal manera que situaciones que podrían entenderse como más positivas o neutras, las acabamos interpretando de una forma negativa, lo que hace que nos enfrentemos a ellas con miedo e inseguridad y el éxito o fracaso depende en gran medida de cómo lo hemos abordado, de “cómo somos”.

Si con ello entendemos que somos nosotros los que acabamos deformando las situaciones, contaminándolas, entendiéndolas mal, interpretándolas más duras de lo que son…o sintiéndonos menos capaces de lo que realmente somos, eso hará que el resultado sea negativo.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, podemos ser optimistas, aprender a serlo, buscar nuestra valía para enfrentarnos a las cosas, ya que el cambio de prisma, el cambio de interpretación haría que en un futuro todas esas situaciones las pudiéramos abordar mejor.

De esta forma quiero proponeros algo: vamos a aprender a mirar la vida, aprendamos a mirar las cosas de una forma más sana y positiva, porque… ¿cuántas veces no te has equivocado y has pensado que las cosas son peores de lo que son?, ¿o más graves?, ¿o más dañinas?…

Por eso, intenta hacer lo que te planteo: ante la próxima situación que te encuentres, no te dejes ser negativo, piensa en lo que puedes hacer para que salga bien, en lo que sí sabes hacer, en lo que puedes luchar y observa… ha sido tan negativo como otras veces?

El que podamos proyectar nuestra forma de ser en las cosas es una herramienta que no todo el mundo sabe usar, podemos aprender a hacerlo, así pues… “¿quieres aprender a mirar la vida?

By Vanessa Gallego


Cuando el sueño no es suficiente

Cuando el sueño no es suficiente…

En ocasiones no conseguimos descansar. Nos encontramos a altas horas, desvelados, cansados, intentando quedarnos dormidos y cuánto más lo intentamos, no podemos cerrar los ojos y soñar. Otras veces nos despertamos durante la noche varias veces y no logramos dormirnos. O nos levantamos y seguimos cansados después de haber dormido.

 ¿Qué ocurre?

El momento de ir a dormir suele ser un momento asociado al descanso, dejamos de hacer cualquier actividad para dejar los pensamientos que bailen a su aire. En ese instante de paz, los nervios, el estrés, las preocupaciones, los miedos…que hemos ido dejando a un lado durante el día con trabajo, actividad u otras cosas, aparecen.

Es frecuente que la ansiedad se manifieste al irnos a dormir, por ello, a veces ocasiona insomnio o dificultad para dormir.

¿Qué podemos hacer en esa situación?

Seguir algunas pautas pueden ayudarnos a descansar mejor:

– Darse una ducha o un baño caliente antes de ir a dormir

– Tomar una infusión o un vaso de leche

– Hacer ejercicio suave (caminar, pasear..)por la tarde . El ejercicio ayuda a regular el metabolismo y a relajar los músculos

– Hacer respiraciones profundas y pausadas que inciten a relajar

Sin embargo, en ocasiones estas pautas no son suficientes para lograr descansar bien. Si es así, podemos necesitar un especialista para ver qué está sucediendo que nos afecta a descansar bien, a conciliar el sueño o a no desconectar.


“Deja de engañarte… y atrévete a ser plenamente feliz”

IMG_2261
“¿Cuantas veces has pensado que la situación entre vosotros no está bien, cuántas veces has sentido que las cosas ya no son como antes, dime… ¿cuántas veces te has preguntado cómo sería si te atrevieras a dar el paso de cambiar lo que tienes?”

En muchas ocasiones podemos mantener relaciones que ya no nos gustan, que ya no nos aportan nada más allá de la rutina, relaciones dañinas que nos limitan y nos hacen sufrir, relaciones que se basan en el engaño, en el miedo a quedarse solo, en el miedo a hacer sufrir al otro… pero…

“Dime… ¿es justo para tu pareja que no le des lo mejor de ti?, ¿es bueno para la otra persona que viva una relación así?, ¿no crees que puedes hacerle más daño si mantienes esto así?”

Cuando algo no está bien tenemos que atrevernos a ver que sucede, mirar las cosas, lo que funciona y lo que no, lo que necesitas y lo que no, lo que quieres y lo que no… tú, que lo sabes, pero… y la otra persona que está contigo… no puede saberlo, por lo tanto intenta responsabilizarte de esta situación, habla contigo mismo y pregúntate que es lo que no está bien, qué es lo que te hace sentir así.

“Pero… dime, ¿qué es lo que te da tanto miedo?, ¿qué es lo que te mantiene bloqueado?, ¿por qué te asusta tanto hacer las cosas que estás sintiendo por dentro?¿, ¿no sería bueno que te atrevieras a pensar lo que quieres e ir a por ello?, ¿no sería bueno que te atrevieras a cambiar para ser más feliz?, entonces… que es lo que te mantiene bloqueado?”

Tememos hacerle daño a la otra persona, tememos romper con todo y quedarnos solos, pero…

“¿No es esto una forma de conformismo que a la larga se va a volver contra ti?, ¿no es eso lo que hace una persona sin fuerzas, una persona asustada y una persona que tiene miedo a vivir?”

Cada vez más se nos empuja a la idea de estar en pareja, de tal manera que muchas personas, tanto hombres como mujeres, piensan que sin otra persona a su lado no podrán ser felices, no podrán estar plenos, no podrán realizarse y desarrollarse, pero…

“¿No sería bueno que aprendieras a ser feliz por ti mismo?, ¿no sería un engaño ser feliz a través de otro, en lugar de por ti?, ¿no quieres descubrir quien eres y hasta donde puedes llegar tú solo, si la persona con la que estás ya no te hace feliz?”

No se trata de renunciar a la pareja, se trata de ser honesto con uno mismo, se trata de no quedarse a medias en tu desarrollo personal y en tus propios objetivos.

Por eso, piensa:

¿Estás dejando de lado tus objetivos y tu desarrollo personal por ese miedo?, ¿estás manteniendo una relación que ya no te proporciona cosas buenas por el temor a no saber valerte por ti mismo?, ¿no es una forma de vivir a medias que hace que tengas a la persona que está a tu lado, dándote lo mejor que tiene, engañada y construyendo una vida que no es real?

Te propongo que trates de mirar en tu interior, ver lo que sientes y lo que quieres y que armándote de valor y fuerza puedas ser honesto contigo mismo y con la persona que tienes al lado.

by vgdemarcos


Libros que nos hacen pensar

Woman Reading a Book at Home AQUELLOS LIBROS QUE NOS HACEN PENSAR…

Detenerse, escuchar lo que sientes, respirar, tomar conciencia de la intuición, echar de lado el miedo y enfrentarse a lo que uno quiere.

De estos detalles, entre otros, la autora Annie Marquier, nos cuenta con delicadeza en su libro “El maestro del corazón“.

Al leerlo pareces entrar en un bosque lleno de ilusiones, de los lindos detalles de los cuentos que nos enseñaban de niños y que de adultos tanto nos cuesta creer.

Tan libre somos de creer como de no creer. Sin duda lo importante es que se despierte la ilusión por el cambio, por obtener aquella felicidad deseada y que a veces tan lejana nos pueda parecer.

Cada uno, como individuos tan diferentes que somos, necesitará un “click” diferente para despertar, “darse cuenta” como en la Gestalt comenta, de aquello que nos importa y que quizás estemos dejando de lado por el día a día que enfrentamos.

Respira, date tiempo, sueña, piensa… El miedo solo desaparece cuando lo enfrentas.


¡Basta ya!

En muchas ocasiones de nuestra vida hemos podido dejarnos llevar por las opiniones de los demás, condicionando de esta manera nuestra forma de actuar y pensar, viviendo ara otros.

Pero no es esto un error que todos deberíamos corregir?

Empezar a vivir por y para uno mismo, es quizá, de las lecciones de vida más importantes a las que nos tenemos que enfrentar.

Un a persona que tras muchos “qué dirán”, ha aprendido a pensar por si misma, poco a poco, viviendo su vida, sin dar cuenta a los demás.

Con estas palabras quiere mostrarnos a todos su planteamiento ara ayudarnos a cambiar de perspectiva. No vivas para otros vive para ti mismo.

Muchos de nosotros, unos en mayor medida que otros, nos preocupamos por el “qué dirán” los demás si hago esto o si hago lo otro, yo que lo he estado viviendo, es un pensamiento que me hace sentir como si estuviera en una cárcel, en un lugar donde estoy limitada por ese pensamiento y el cual me impide hacer lo que realmente quiero hacer.

YO he dicho BASTA, porque ya es  hora de acabar con esto, no pienso perder oportunidades de hacer lo que quiero por el que dirán, porque YO soy dueña de mi vida y porque quiero liberarme del pensamiento del ” qué dirán “, salir de esa cárcel.

Si hago algo que está bien y hablan de mi ¿y qué?  Me da igual, porque habré hecho lo que quería  hacer  y me habré sentido de maravilla. Y si hago algo mal ¿y qué? ¿No se aprende de los errores?

Por toda esta situación he dicho BASTA

BASTA porque nadie va a vivir por mí.

BASTA porque nadie me va a devolver las oportunidades perdidas.

BASTA porque quiero hacer lo que realmente quiero.

BASTA porque cuando yo este mal, nadie va a sufrir por mí.

BASTA porque quiero vivir feliz.

 

Y tú, estás preparado para decir “Basta ya”?

Vanessa Gallego de Marcos
Psicóloga especialista


Amar, amar, amar…

_MG_1755Soñadoras, luchadoras, brillantes, maravillosas, con energía, con valentía, con amor… mil virtudes.

Os voy a contar una historia de una mujer que se esforzaba por lo que hacía, por su trabajo, por su casa, por sus amistades y sobre todo por su amor. Ese amor que todo lo vale, que todo lo quiere. Pensaba día y noche en como complacer, como sorprender, como cuidar, tanto, que todas sus energías iban dedicadas a ello. Tanto es así, que muchas veces, no le quedaba energía.

Entonces cuando esperaba recoger de su amado o de su meta, fuera cual fuere, a la que tanto se había dedicado, sorprendentemente no lo recogía. No encontraba todo ese amor que esperaba ver, que tanto cuidaba. Incluso a veces, encontraba, alguna mala cara, algún mal gesto, poco tiempo de dedicación, lo que le hacía sentirse totalmente triste.

¿Por qué le sucedía a ella si tanto había dado? ¿Si tan maravillosa era?

Esta historia no es única. Es la historia de muchas mujeres y de algunos hombres, que aprendieron a dar, pero quizás no a “quererse”. Si daban tanta energía al resto y a ellas no, ¿qué les quedaba para ellas?

Quizás si conocieran que el secreto está en ellas mismas, en ellos mismos. Que la solución no está en cuán maravillosas puedan ser con los demás, sino con ellas mismas. Uno mismo es el que más se conoce, el que mejor sabe que quiere y que necesita. ¡Atrevámonos a conocernos!

Te propongo un trato… Date un capricho a ti misma, a ver qué tal sienta.

Robin Norwood, nos habló sobre este tema en profundidad en “Las mujeres que aman demasiado”.


Reserva tu sesión

Pide consulta cómodamente con la psicóloga Ana González:

1. Elige el horario disponible que prefieras
2. Rellena el formulario con tus datos de contacto y comentarios
3. Recibe confirmación por SMS

Si no puedes ver correctamente la tabla de reservas online o necesitas otro horario, también puedes pedir cita en el teléfono: 682 653 021


Mi cajita de emociones…

by vgdemarcos

 caja-decorada

“Tengo una cajita donde meto todas mis emociones… cuando me preocupo, cuando me asusto, cuando me pongo triste e incluso cuando tengo miedo…todo lo meto ahí… me lo enseñó mi papá, bueno no me lo enseñó directamente, pero yo sé que lo hace así porque lo he visto.

 

Es una caja pequeñita que está ya casi llena, creo que caben muy poquitas cosas más, pero es una caja que lleva conmigo desde siempre, no sé de dónde la saqué, creo que estaba de moda y me la compré.

Además creo que casi todo el mundo la usa y cuando no les caben más emociones, corren a por otra más grande!

Es una caja muy práctica, porque si hay algo que no sabes solucionar solo tienes que meterlo dentro y te dejas de preocupar.

Sin embargo, hay una cosa que no logro entender, muchas veces me pregunto qué va a pasar cuando no encuentre otra caja más grande y no tenga espacio donde meter nada más, ¿qué voy a hacer entonces con todo lo que me preocupa, con todo lo que me asusta, con todo lo que no sé resolver?, ¿que va a pasar cuando ya no pueda esconder todas estas emociones?

Eso a veces me da miedo, por que creo que no lo podré soportar, ¿y si salen todas por ahí volando y se vuelven contra mí?, ¿y si empiezan a dar vueltas y me hacen volver a sufrir?, ¿y si entonces es demasiado tarde y no me puedo esconder?

Pues bien, he decidido buscar una solución, como veo que los adultos no están dispuestos a cambiar, voy a ser yo la que arregle este problema… he decidido revisar mi cajita y empezar a comprender estas preocupaciones, todo de golpe no podré hacerlo, pero poco a poco por mucho miedo que me de, voy a librarme de algunas de ellas y así  mi cajita no correrá el riesgo de romperse!

Seguirá siendo mi cajita, pero siempre estará abierta para que ésto no me vuelva a pasar”

 

Esta es una forma simple de entender el mundo emocional de un adulto, quien en su mayoría, van acumulando malestares y sin pararse a resolverlos y sanarse, van añadiendo cada vez más peso a su “cajita de emociones”. De tal manera que se sobrecargan, dejando a medias y sin resolver las situaciones complicadas de su vida, soportando así fantasmas del pasado, que no hacen más que crecer y tomar decisiones por ellos.

Impidiéndose nuevas emociones, nuevas oportunidades, nuevas confianzas, nuevas ilusiones.

Un adulto que no resuelve sus problemas emocionales, es un adulto que vive a medias, entre sus sueños y el miedo a todo, falto de seguridad en sí mismo, falto de esperanza y falto de ilusión.

Ciertamente, éste es el modo de enfrentarnos a la vida que, por error, enseñamos a los que vienen detrás.

Quiero proponerte que hagas caso de esta niña, intenta revisar tu “cajita de emociones” y si ves que está llena, en lugar de ir a buscar otra más grande, ÁBRELA-REVÍSALA Y LÍMPIALA.

Porque te mereces vivir del todo, te mereces creer en las ilusiones, te mereces dejar de tener miedo… y si todo lo guardas en esta cajita… te lo perderás.

 

“No dejes que los fantasmas de tu pasado condicionen las decisiones de tu presente”.

Vanessa Gallego de Marcos


La inseguridad

La inseguridad se relaciona con sensaciones de ansiedad, temor, malestar que puede ser provocado por situaciones en las que no nos sentimos capaces o nos sentimos vulnerables.

Una persona insegura no cree en sí mismo, no tiene confianza en sus capacidades.

En determinadas situaciones, la ansiedad puede aparecer. En un primer momento, resulta adaptativa, dado que proporciona una sensación de alerta que hace que la persona anticipe la nueva situación y disponga de tiempo para estar más preparado para el acontecimiento que está por venir. Sin embargo, cuando la ansiedad es demasiado alta imposibilita a la persona a desarrollar sus capacidades. Se vuelve demasiado insegura de poder conseguir pasar la situación, de superar la meta, de luchar.

“Querer es poder”

Este dicho encierra una gran verdad. Las personas que creen en sí mismas, que luchan por afrontarse a lo que vaya a suceder, hará que tengan una mayor capacidad para superar aquella situación que se propongan.

Hay que creer en lo que somos, porque lo que conseguimos así lo demuestra.

Creer en lo que seremos, porque aún no lo hemos conseguido, pero seguimos luchando por ello y no nos damos por vencidos.

¿Crees en lo que puedes alcanzar?


La navidad y nuestras ilusiones

Christmas Table DecorationLlegan las navidades, el estar en familia, algunos días de fiesta, las comilonas… momentos relacionados con ilusión, emoción y cariño. ¿Pero qué espacio damos a ello?

Nos ilusionamos a través de los niños, su caras de alegría al ver pasar los reyes magos, al recibir un regalo, al percibir la magia que creamos. Parece que deseamos recibir esa magia, esa emoción, esa ilusión, nos contagiamos con ellos. ¿Pero damos espacio a la nuestra?

Nos encargamos de ser racionales, de pensar, reflexionar, hacer lo mejor de la mejor manera. ¿Y vuestro corazón que dice de todo esto? ¿Vuestro niño/ niña interior que quiere o con qué se ilusiona?

Es momento, en navidades o en cualquier otro momento, de dejar espacio para nuestras ilusiones, nuestras alegrías, nuestras metas, para luchar por ellas, para conseguirlas.

Proponte una ilusión y lucha por ella. Tu corazón también necesita la magia.


© 2017 Psicohome | Design Theme by: D5 Creation | Powered by: WordPress